Amsterdam Underground

On 24 enero, 2011

Una inolvidable fiesta a la que fui invitada.
No desaproveché la permisividad de los holandeses para añadir un poco de juego BDSM, pero lo que no imaginé es que la velada que empezó como una divertida fiesta en un local alucinante, donde la música y el baile eran los protagonistas, acabaría convirtiendose en una ceremonia sadomasoquista, gracias a la natural tendencia a la perversión de los holandeses.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies