Spitting

On 15 enero, 2011

¡Abre la boca!.
Estas tan cerca, ¿verdad?, Tanto que sientes mi aliento.

Cuando mi boca está cerca de tu rostro, te sientes incitado a inspirar. Llenas tus pulmones con mi respiración.

Pareces atento a mis palabras pero, en realidad, lo estás mucho más al movimiento de mis labios, aprovechas el momento en que abro la boca para atrapar el aire que exhalo. Me doy cuenta de eso y lo disfruto.

He visto también cómo cierras los ojos al tiempo que abres la boca y eso me gusta menos.

Ya lo verás, voy a enseñarte a reaccionar según mis deseos y no por tus necesidades y caprichos.


Torturo duramente tus pezones y tu boca se abre en un gesto de dolor. Tu boca seca ahora necesita algo más.
Mi saliva, el néctar de mi boca, un regalo que no esperabas, que llega en el momento menos imaginado, pero  ahí la tienes. Intentas contenerla en tu boca, saborear su esencia, pero una nueva dosis de dolor te impide degustar mi sabor. Tan humillado y torturado, sólo puedes tragar. El día que consigas sobreponerte al dolor disfrutaras por más tiempo del regalo de mi saliva.

Noto como tu entrepierna se complace con la situación, quizás te excita la humillación a la que te someto…

Spitting

Esto es lo mas cerca que estarás de mi boca.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies