Sin Intimidad

On 6 febrero, 2011

Probando un nuevo juguete que me ayudará a controlar a distancia cada uno de los movimientos de mis esclavos.

Mi cámara IP se convertirá en una nueva tortura psicológica.

No me interesa controlar lo que hacen puesto que pocas veces se atreven a dar un paso prohibido.

Lo que busco es mantener su atención constantemente  puesta en mí.

Nunca sabrán con certeza si le estoy controlando o no, si veo cada detalle en tiempo real o simplemente paso la grabación a alta velocidad.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies