Navegar rumbo a la redención.

On 16 octubre, 2010

Mistress Natalie, cuando las emociones no se pueden extinguir, no se pueden obviar, es buen momento de aceptarlas. Son esas emociones el motor que nos mueve a las almas con ademán sumiso, son aquellas que nos hacen ser lo que somos, doblegados, con la vulnerabilidad total del que entrega su alma. Rehuir de nuestra propia naturaleza es algo indigno.

Pero un alma herida, expulsada de un redil, debía encontrar su rumbo, no sin antes lamer sus heridas y con la virtud de poseer paciencia se alivia el dolor agudo del que no tiene rumbo. En ese estado de deriva, más temible que al más cabrón de los látigos, no es fácil, nada sencillo que uno encuentre su demora en alta mar, pero por fin veo la luz, la suya, que ya me ilumina cual faro hacía la redención. Su protección.

No tiene sentido ni lógica evitar lo inevitable y aquí me encuentro, loco de pasión, intentando asentar lo vivido en ese inquieto día de ayer, en pleno equilibrio estable, el mismo que hace mantenerse a flote a los barcos. Sentir tan cerca, tan próximo su poder, su fuerza me ha ayudado a ello.

De nada sirven las expectativas previas. Nada será predecible ante usted y solo usted nos dará el sosiego que da un dominante a su siervo. Solo ante usted he encontrado la tranquilidad que necesitaba y bien sabe que siempre me tendrá a su disposición, pensando en poder volver a ver su su inquietante sonrisa maliciosa, anhelando volver a su refugio llamado Wanda.

Sábado, 16 de Octubre de 2010.

…sum.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies