Milking El placer oscuro

On 7 abril, 2013

El Milking es la práctica que consiste en la estimulación de la próstata para conseguir la expulsión del líquido seminal.

Realizado correctamente, no representa ningún peligro para los hombres, es más, el masaje prostático se realiza habitualmente para conseguir muestras de semen por motivos médicos, sin necesidad de someter al paciente a ningún estímulo de tipo sexual.

La próstata: el órgano del placer oscuro 

La próstata: el órgano del placer oscuro

La próstata es la glándula  encargada de producir parte del líquido seminal. Se encuentra enfrente del recto, a la salida de la vejiga, asoma de forma discreta hacia el lumen rectal. Tiene forma de castaña y al tacto es de consistencia elástica y lisa en su superficie.

Durante los orgasmos masculinos, el esperma se traslada desde el conducto deferente a la uretra a través del conducto eyaculador  que atraviesa la próstata.

 

Los hombres no aprecian la exploración prostática, ni siquiera la médica, la aceptan cómo un acto necesario pero la viven como un trago muy amargo. Claramente ellos encuentran la penetración anal un acto humillante. Yo encuentro ese sentimiento, muy interesante.

Exploración de prostáta

 

 

 

 

 

 

La manipulación de la próstata les provoca una emisión de liquido, muy parecida a la eyaculación, con la diferencia de que en la emisión hay una ausencia del placer tal y cómo lo conocen.

 

Al igual que la mayoría de las mujeres para estimular ese “punto g” es necesaria una adecuada PENETRACIÓN, si: P E N E T R A C I O N:

-Y esto merece un inciso.

El verbo penetrar viene del latín “penetrare” (entrar al interior de algo, ingresar llegando hasta el fondo). Este verbo que se formó a partir de la raíz de los adverbios penes (dentro, en el interior) y penitus (hasta el fondo, interna y profundamente) y aparentemente no guarda ninguna relación con la palabra pene, pues esta viene del latín penis, que significaba, rabo o cola (de ahí la palabra pincel peniculus, o pequeño rabo). De ahí pasó a significar órgano sexual masculino.

En mi opinión, la coincidencia es cómo mínimo interesante, hasta el punto de que ya tengo otro tema con el que entretenerme, o mejor, otro  PENE con el que entretenerme.

Retomando el tema que nos ocupa…  ya lo sabes: tu querido macho esconde un secreto dentro de él, y para conocerlo bien y conseguir lo que deseas debes PENEtrar en su interior.

¿Te suena antinatural y pecaminoso, incluso en nuestros días?…  Quizás sea justamente eso lo que le añade morbo al tema.

 

Como realizar el milking (ordeño de la próstata)

2 Spark plug

La postura más conveniente, además de tremendamente degradante y humillante para el  hombre, y que le ayuda a entender rápidamente su nueva condición, consiste en ponerle de rodillas sobre una superficie en la cual pueda permanecer mucho tiempo, debe separa las rodillas y apoyar los hombros y la cabeza  sobre las mismas, intentando conseguir la mayor curvatura de espalda posible.

También puedes usar la variante de pie con los brazos apoyados sobre el borde de una mesa, e inclinando el tronco hacia delante.

Una vez en la postura adecuada, con tu  mano dominante enguantada  y con abundante lubricante, frota con firmeza el ano del hombre realizando  movimientos circulares con un dedo  durante algunos minutos. Esto le ayudara a relajarse, presiona de tal manera que no hagas cosquillas.

Con tranquilidad introduce tu dedo índice en el ano de tu hombre o un masajeador prostático.

Seguramente al introducir por primera vez algo en el ano de tu sumiso, notaras que contrae sus músculos en vez de relajarse. Esa es una reacción natural.

Debes mantener el dedo o dildo firme, pero con cuidado hasta que consigas vencer la resistencia del esfínter; de ese modo doblegas también su voluntad.

Lentamente, introduce hasta el máximo tu dedo o dildo en la ampolla rectal, realiza movimientos circulares, hasta que consigas la relajación total de tu ya sumiso hombre. Ya lo tienes, es todo tuyo, él ahora se encuentra sometido, pero estará muy feliz.

Tu primer objetivo debe ser que tu sumiso relacione el milking con el placer, así que ve despacio, tomate tu tiempo.

Masaje de Prostáta

Masaje de Prostáta

 

 

 

Realiza movimientos suaves a través del canal, a lo largo de toda la zona del recto en dirección a la parte delantera de su cuerpo, aproximadamente en dirección de su ombligo, notaras la glándula prostática enseguida.

Frota suavemente la próstata por los laterales, teniendo cuidado de no apretar en el centro, donde están situados las terminaciones nerviosas mas sensibles.

La presión en la próstata debe ser inferior (o igual) a la presión que realizas frotando tus ojos.

Notaras cómo el sumiso no controla su cuerpo y de repente, empieza a dar demostraciones de estar sintiendo placer. Una situación muy embarazosa para el macho al que has empezado a follar… Recuérdaselo, dile que ahora parece estar disfrutando como una putita y que eso te hace muy feliz.

Él va a intentar aumentar su placer con el milking. Observa  el modo en que comprime ciertos músculos según cree que se acerca el orgasmo. Lo hace con el fin de tener contracciones más fuertes e intentar una sensación de más placer. El quiere controlar su placer. No se lo permitas.

En el momento que notes las primeras contracciones, sacudidas, o cualquier otra cosa que te indique el aumento de su placer, retira el dedo o dildo de su interior con cuidado, detén  el ordeño durante un minuto. Sesenta segundos pueden ser eternos para él en esos momentos.

Haz lo mismo cada vez que el intente una contracción. Cada vez que sospeches del mas mínimo espasmo, con mucho cuidado pero inmediatamente retira el estimulo.

Milking

Aprovecha esos segundos para animar a tu sumiso con mensajes como:

Lo bien que lo hace

Lo que estas disfrutando sus abundantes emisiones

Lo mal que te sientes cuando el tiene contracciones fuertes

Que estas deseando que suelte tanto líquido

Que sus fuertes contracciones te negaran el placer de su abundante emisión

Cuánto deseas que él se relaje y que haga todo lo posible por darte una abundante emisión lo cual te da tanto placer

Que estás satisfecha con sus esfuerzos

Tu no estas intentando eliminar su posibilidad de tener orgasmos con placer, tu estas simplemente añadiendo el milking a tu repertorio de técnicas.

Te darás cuenta de que esta teniendo una abundante emisión, porque empezara a perder liquido por la uretra, seguida de un lento, pero más o menos continuo chorro de semen.

La emisión es muy distinta a la eyaculación orgásmica porque en el orgasmo el semen sale a impulsos.

Una vez que la abundante emisión inicia, usa un dedo para, firmemente, rozar el interior del pene de la base a la cabeza. Esto ayuda a limpiar la uretra, que normalmente se limpiaría con las contracciones musculares.

Una vez que la emisión de líquido ha terminado puedes dar por concluido el milking. Él habrá gozado tremendamente con ello, aunque de un modo muy distinto, pero la sensación de frustración por no haber logrado el orgasmo es automática. Él está programado para desear sus orgasmos. El baile de hormonas que se produce durante el orgasmo normal, no se ha producido. La sensación de euforia y liberación tan masculina tampoco se ha producido.

Su deseo sexual habrá aumentado y su necesidad de que le proporciones un orgasmo también.

Lo sentirás más sumiso y entregado.

 

 

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies