Inmovilización para mi disfrute

On 9 julio, 2013
Inmovilización para mi disfrute

Inmovilización para mi disfrute

Algunas criaturas tienen una enorme necesidad de sentirse, atadas, inmovilizadas, expuestas y sometidas.

En ocasiones, sólo después de tener fuertemente inmovilizada a mi víctima consigo toda su atención. Y es que, sin ninguna duda, la inmovilización y la suspensión son métodos de persuasión altamente efectivos. Precisamente por ese motivo el esclavo que se somete a ellos no sólo debe poseer una gran resistencia, sino que además debe conocer y confiar totalmente en el dominio de la técnica y la destreza de su ama.

Para mí las ataduras o el bondage van mas allá del simple hecho de realizar un bonito nudo.
A mi modo de ver, la inmovilización debe, en primer lugar y sobre todo, garantizar la integridad y salud del sometido; después debe cumplir un propósito, es decir, debe ser útil y, por supuesto, debe servir para satisfacción, placer y disfrute del Ama.

Practico la inmovilización, no como un fin, sino cómo un medio, y me divierte encontrar aquella postura que mejor se adapta a mi perversión y a la próxima tortura a la que someteré a mi víctima.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies