Fisting Sensato y Seguro

On 12 octubre, 2011

Practica el fisting, pero hazlo de forma sensata y segura.

No voy a intentar dar ninguna lección, pero estoy convencida de que para realizar ciertas practicas “extremas” se debe tener la suficiente experiencia y conocimientos.

En esta entrada, sencillamente me limito a revelar mi forma de realizar un fisting o inserción de la mano (o manos) en el ano.

Es muy importante  que quede totalmente claro que no he inventado ninguna de las practicas y técnicas que describo. Todas ellas son usadas habitualmente por aquella parte del colectivo gay que aplica el fisting,  Yo simplemente me he interesado en el tema, he participado con algunos de esos experimentados practicantes hasta aprender todos los pasos y gracias a ese aprendizaje, desde hace varios años aplico esta técnica a mis sumisos sin haber tenido nunca  ningún contratiempo.

Hoy tampoco hablare de las sensaciones que se producen en el cuerpo y en la mente de mis esclavos con esta, tremendamente humillante y paradójicamente muy excitante, practica. Me limitaré a describir lo que, en mi opinión, se debe hacer para conseguir los resultados deseados.

Todos sabemos que el ano, al contrario que la vagina, está preparado para evacuar y, sobre todo, no produce lubricación. Por ello es necesario usar un buen lubricante para la penetración. Esta lubricación permite jugar con el ano de tantas maneras como imaginación y lujuria tengamos.

Respecto de los objetos que podemos usar en la penetración anal, puedo decir que es posible desde los dedos enguantados, dildos, butt plugs, masajeadores prostáticos, y un largo etc.

La penetración anal con cada uno de esos objetos, es diferente, lo son también sus efectos y la preparación. Por ejemplo, no se me ocurriría nunca poner un butt plug en la correa de mi strapon, so pena de arrancar el literalmente el esfínter al esclavo. El butt plug es de forma cónica, más estrecho en el extremo y con una base amplia, lo que permite llenar al esclavo y cerrar su ano, permite algún movimiento, pero desde luego que es imposible “follar” con él (que conste que, si lo menciono, es porque he visto como algunas mujeres usan el butt plug en una correa de strapon, supongo que por falta de conocimiento, pues ni tan siquiera es estético vestir un dildo que más bien simula el pene de un gato).Pocas imágenes resultan tan eróticas como la de una mujer armada con un strapon con dildo forma de pene humano, mucho mejor con testículos y jamas de color carne, pero insisto, es solamente mi opinión en cuestión de gustos y sentido estético. Lo que no es simplemente mi punto de vista, mas bien es un consejo es que NO SE DEBE FOLLAR NUNCA A UN ESCLAVO CON UN BUTT PLUG, este tipo de dildo es solo para llenar y sellar el culo.

Lo ideal para este tipo de juegos (penetración con masajeadores prostáticos, dildos bracelet, butt plugs, pegging, etc.) es el lubricante a base de silicona. Es mucho más caro, pero merece la pena. Especialmente porque algunos, como el de la marca Pjur y en concreto el Back Door, contienen un relajante anal (no anestésico) y además es un  producto que no se reseca en pocos minutos lo que permite un juego agradable y sobre todo resbaladizo.

Recalco  la importancia de una perfecta lubricación del ano y se debe tener en cuenta que no todos los lubricantes son iguales, la composición y la efectividad de estos productos varia bastante. Para practicar el pegging o usar un masajeador prostático, un lubricante a base de silicona puede bastar. Su uso no va normalmente más allá de los 40 minutos, sirven también para la inserción del butt plug o penetrar con la maquina de follar, después de unos minutos los mejores lubricantes pierden propiedades, acaban resecándose, produciendo irritaciones, dolor y en el peor de los casos desgarros.

La preparación para el Fisting

El J-Lube es un producto que originalmente se usaba en veterinaria para los partos de mamíferos de gran tamaño. Es un súperlubricante en polvo fácil de usar y de preparar. Se prepara añadiendo agua al producto, respetando las cantidades:

– Se deben añadir dos cucharaditas (tamaño de café) por medio litro de agua caliente. – Recomiendo añadir el producto, espolvoreando al agua muy lentamente.

El agua debe estar caliente de lo contrario no se disuelve, pero no caliente para introducirlo en el esclavo (no queremos al esclavo achicharrado y cualquier cosa por encima de los 36 grados quema la pared del colon).

– Una vez preparado lo puedes conservar tanto tiempo como quieras (bien tapado, en un sitio limpio…).

Mi método

Yo preparo el J-lube directamente en una jeringuilla de 300 ml. y dejo que se enfríe hasta que llega a la temperatura adecuada (poner unas cuantas gotas en el dorso de la mano puede servir para saber que es la misma temperatura del cuerpo).   Primero uso el lubricante a base de silicona para relajar y dilatar el esfínter, lo hago con mis dedos (mano enguatada).

Después, para proteger la mucosa, impregno ésta con lubricante Boy Butter.

Una vez relajado y protegido el interior de mi esclavo introduzco la jeringuilla cuya cánula mide unos 15 cm de longitud. La introduzco entera y una vez acomodada empiezo a empujar muy lentamente el J-Lube presionando el émbolo al mismo tiempo que voy retirando la cánula. El proceso de alojar el producto dentro de mi esclavo me lleva unos 5 minutos, pero es absolutamente necesario y lo hago como parte del juego.

– Sólo la cara de horror del sumiso ante la visión de la jeringuilla, ver como sus facciones cambian mientras la agito enseñando su contenido viscoso mientras le explico lo que le va a suceder, y después notar cómo se relaja en cuanto empieza a sentir que el denso liquido le va llenando, es para mi una delicia.

Es muy importante inmovilizar la pelvis del esclavo  o hacerle consciente de que en ese instante no se debe mover pues la cánula es de metal y al mínimo movimiento le puede hacer mucho daño.   ¿Resultado?. El recto del esclavo esta lleno ahora de un gel lubricante que nos ayudará durante las próximas dos horas. Su agujero se vuelve muy, muy resbaladizo y está preparado para recibir mi mano.

¿Como funciona el J-Luber?

Este polímero en contacto con el agua crea un gel denso y muy resbaladizo. Yo no he visto nunca nada parecido. No se pega a las paredes, como lo hacen aceites y grasas. El J-Lube no se pega a nada, “flota” sobre  la piel y es, por ejemplo, muy difícil coger un objeto si esta cubierto de este gel.

Es lo mas parecido a un lubricante natural, y es que los lubricantes naturales tienen esa consistencia  (mucosidad respiratoria, vaginal… etc). Ademas el 95% del producto es agua,  que el cuerpo absorbe de forma natural.

Yo no uso el J-Lube para fisting vaginal porque veo en la composición que tiene una pequeña cantidad de azúcar –glicerina- y, por la misma razón, tampoco lo uso cuando el esclavo es diabético, la cantidad de azúcar es mínima, y no creo que suceda nada, pero no me gusta arriesgar.   No he dicho que sea fácil, ni que se pueda hacer de forma rápida, lo que quiero decir es que se puede practicar el fisting en condiciones de seguridad.

Un truco

Aun tomando todas las precauciones antes mencionadas, es posible que durante el fisting el esclavo sienta alguna molestia. Se trata de hacerle sentir cuán lleno está, cuánto está de dilatado, pero sin molestias, y eso también demuestra el poder y el control de la situación por parte del Ama.

En esos posibles casos de irritaciones o pequeñas molestias el “viejo” Crisco, hoy día ya pasado de moda como alimento y lubricante, es perfecto para aliviar y proteger la pared intestinal. Yo siempre tengo en mi nevera este producto congelado en forma de bolas (unos  2 cm. de diámetro) o de balas…y en el caso de que el esclavo sienta irritación, retiro mi mano, y sin parar el juego, inserto un par de bolas, que se disuelven  lentamente en su ano creando una nueva protección de la pared intestinal… y 20 minutos después el fisting puede continuar. Él no sabe que yo le estoy cuidando, pero es mejor así.

Reitero que no quiero dar ninguna lección, nunca lo pretendo, y estoy segura de que otras Dominas tienen sus propias técnicas y trucos y quizás mejores. Esta es solo una forma mas de practicar el fisting, es  la forma en que yo aplico la penetración anal sobre mis esclavos.

A los pasivos un consejo: Juega duro, pero juega seguro, que sólo tienes un culo.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies