Entrenamiento Canino y Ecuestre

On 14 septiembre, 2011

 

La animalización es una técnica efectiva para la educación en la obediencia de mis esclavos.

El proceso de adiestramiento es parecido al que se utiliza con animales como el perro y el caballo.

Mis esclavos aprenden, a base de premios y castigos, los conceptos de humildad, obediencia, respeto y lealtad a su Ama.

 

En el Entrenamiento Caninomis esclavos/perros deben permanecer a cuatro patas, les obligo a estar siempre alerta y atentos a mis ordenes, comen y beben mis sobras, caminan a mi par y siempre llevan collar y correa.

Ellos, como cualquier perro en celo, sólo piensan en acercar sus hocicos y lenguas babeantes a mis pies, piernas y culo, por ello les ato tensando fuertemente de sus collares de manera que puedan olfatear mis pies, pero, sólo cuando yo lo deseo, les permito lamer.

Corrijo sus fallos y les demuestro quién manda con un látigo especifico para el adiestramiento de perros, un instrumento de piel que consta de 2 finas trallas de 90cm de largo que finalizan en varias tiras con el que flagelo la espalda, piernas y nalgas del perro haciendo que reaccione con rapidez obedezca mis ordenes y mejore sus modales.

Ato y encierro a mis perros en jaulas, cuando recibo la vista de alguna amiga o durante alguna sesión en la que me interesa que estén  presentes, les obligo a ver como adiestro a otros esclavos, ellos no pierden de vista mis movimientos, De este modo, mientras observan excitados y nerviosos, aprenden lo que deben y no deben hacer, pues comprueban que soy implacable con los castigos.

 

El Entrenamiento de Pony puede llegar a ser más complejo que el canino, y se obtienen mejores resultados cuando se cuenta con suficiente espacio físico.

 En el caso de contar con un sitio al aire libre, después de ataviar a mi esclavo con todos los aparejos necesarios (bozal, riendas, silla de montar, etc.…), dejo que permanezca de pie, ato una cuerda de 4 metros de su cuello, le obligo a marchar alrededor de mí, observo sus movimientos, que deben ser perfectamente coordinados y elegantes; conviene que el esclavo eleve al máximo las rodillas y mantenga la espalda recta y la mirada erguida.

Mis esclavos/ponis deben ser fuertes y muy obedientes.

Cuando considero que mi pony está bien adiestrado, monto sobre sus hombros y le cabalgo haciendo que trote por el camino que le marque, y para comprobar su obediencia, muchas veces vendo sus ojos de modo que sólo pueda seguir al pie de la letra mis ordenes y aprenda a interpretar los movimientos de las riendas y los azotes con la fusta.

 


Otro modo divertido de usar a mis esclavos/ponis, es hacer que tiren de carruajes, conducidos por mí o, en ocasiones, acompañada de una o más amigas.

El entrenamiento de pony en mi Studio lo realizo haciendo que mi esclavo permanezca a cuatro patas, lo adiestro, monto y cabalgo alrededor de la sala.

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies