Dilatación y penetración anal (Guía rápida)

On 5 febrero, 2013

En cualquier práctica que se quiera emplear, la preparación es básica, de ella depende en gran medida el éxito.

Dilatación y Penetración anal

Ingredientes

Una pera para enemas con 300 ml de agua limpia a una temperatura de 37ºC

Una pera con una mezcla de media cucharadita de J-Lub disuelta en 300 ml de agua caliente. Al momento de usarse debe estar entre 35ºC y 37ºC. El J-Lub es un lubricante en polvo que, por ser tremendamente resbaladizo, es muy recomendable para los juegos anales.

3 Bolitas de Crisco del tamaño de una nuez.

Lubricante para uso anal.

Un dildo del tamaño que pueda ser introducido en el culo de tu esclavo

Guantes de látex  de un solo uso.

Guía rápida

. Busca una posición cómoda para tu criatura, con las piernas  separadas y ligeramente elevadas. Una vez encontrada la postura adecuada, átale fuertemente.

. Ponte el primer par de guantes*. Hazlo muy despacio.

. Al empezar concentra tu atención en su pene y, por supuesto, en TU placer, eso le hará sentirse tranquilo y seguro, ya sabes que ellos son vanidosos con su cosita y necesitan una continua reafirmación de su masculinidad.

. Háblale de su apéndice. Es importante que alagues su forma y exageres su tamaño, mientras introduces un dedo en su culo con la mano enguantada y bien lubricada.

. Mantén tu dedo en su culo durante algunos minutos y empieza a hablarle de lo mucho que te gustaría convertirlo en tu puta, que deseas follar su culo con algo más grande, que te excita esa situación, que sabes que es un macho, pero que deseas que sólo contigo y para tu placer sea un poco más complaciente. Él se encuentra tan excitado que no desea otra cosa que hacerte gozar y no se negara.

. Ve despacio. Tómate todo el tiempo que sea necesario para conseguir tu objetivo.

. Es el momento de introducir el enema con agua. Enséñaselo, mientras le desatas y le invitas a ponerse a cuatro patas. Ésa seguramente no es una postura a la que él esté acostumbrado, pero tu estás tan excitada, que él podrá notarlo y accederá sin pensarlo demasiado. No olvides lubricar la cánula del enema y antes de introducirla saca el aire del enema apretando suavemente la pera* para que no escape el líquido, inserta la cánula despacio pero firmemente hasta el fondo y aprieta cada vez más fuerte la pera para que expela todo el líquido. No dejes de hablarle, dile lo orgullosa y feliz que estás por lo que él hace por ti.

. Él va a necesitar unos minutos para evacuar, toma tú la iniciativa y dile que quieres cambiarte de ropa o de zapatos o que tienes que hacer una llamada para que no os interrumpan. Él aprovechará ese tiempo para ir al water sin sentirse incómodo.

. ¡Bien! Lo has conseguido. Su ano e intestino están libres y limpios y puedes continuar. Pero debes volver a concentrarte en su miembro y en tu placer. Oblígale a darte placer con un facesitting, por ejemplo, hasta que baje sus defensas y se encuentre nuevamente en tus manos.

. Ahora debes lubricar su ano con el Crisco*. Introduce una, dos y hasta tres bolitas mientras juegas con él.

. Es hora de poner dos dedos dentro su culo. Él opondrá un poco de resistencia pero, si lo estás haciendo bien, finalmente accederá. Juega con tus dedos, dentro, fuera, sepáralos, haz círculos… Él está deseando sentirse usado cómo una puta.

. Ahora debes poner el enema con J-Lube. Lentamente, él debe aprender a disfrutar de la sensación de sentirse lleno del líquido viscoso y tibio. Esa situación le humilla y es que él es el macho y está acostumbrado a llenar y no a ser llenado. Recuérdale que es tu puta, una puta que ahora tiene el culo tan lúbrico que sólo puede ser follado.

. Es hora de enseñarle a follar, vas a introducir un dildo. Verás que entra fácilmente gracias a que has hecho un buen trabajo de dilatación y no solo en su culo, su mente también se ha abierto completamente y por eso él ahora necesita que lo folles.

. Hasta ahora has acariciado y estimulado su próstata desde dentro, lo sabes porque su polla no deja de gotear, es como un coño húmedo. Pero él no entiende lo que le está sucediendo. Se siente tan excitado, es una sensación tan humillante cómo agradable y no puede dejar de desear sentirse más lleno. Fóllale y recuérdale lo puta que es, dile que vas a hacerle eso el resto de su vida.

* No escatimes en guantes, cámbiatelos cada vez que quieras tocar otras partes del cuerpo de tu criatura, cómo genitales o boca. Yo acostumbro a darles la vuelta antes de usarlos, ya que generalmente uso guantes para tatuadores y estos suelen ser más suaves en el interior. Al darles la vuelta la parte suave queda en contacto con el cuerpo del esclavo y ello facilita la penetración.

* Muy pocas criaturas se sienten atraídas por las practicas médicas, la mayoría incluso las rechaza. Para evitar que él rechace el enema compra una pera negra en una tienda para juguetes de adultos o sex-shop.

* El Crisco es una grasa alimentaria que resulta ser también un buen lubricante. Yo utilizo y recomiendo el Crisco para proteger las paredes del ano y parte baja del intestino de mis esclavos ya que impide que otros productos sean absorbidos por el cuerpo.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies