Contrato de Esclavitud a favor de Mistress Natalie

On 24 febrero, 2011

 

 

Compromiso y contrato dos términos que intimidan a muchos sumisos por su importancia y significado,
El compromiso hace referencia a una obligación contraída
o a una palabra dada. Compromiso es también el respeto a una declaración de principios o a una promesa. El termino compromiso se utiliza para referirse a cualquier tipo de acuerdo en el cual las partes asumen unas obligaciones, por lo tanto un compromiso puede interpretarse como un contrato no escrito.

Por el contrario, la palabra contrato alude a un convenio o pacto, bien sea oral o escrito, entre partes que aceptan ciertas obligaciones y derechos sobre una materia determinada; es un acuerdo de voluntades.
El documento que refleja las condiciones de dicho acuerdo también recibe el nombre de contrato y sus cláusulas regulan la relación entre los firmantes.

Dentro del BDSM en l relacione entre Ama y sumiso es habitual la firma de contratos de esclavitud. Ello no supone un menosprecio a las relaciones de dominación que se formulan mediante simple compromiso personal emitido de forma verbal o mediante hechos palpables.
Pero hay Amas entre las que me cuento y esclavos que desean rodear este acto de un formalismo o una materialización que realce la importancia y la trascendencia del momento. De forma que queda puesta de manifiesto la relación surgida entre ambas partes.

Soy conciente que la plasmación en un texto escrito o la realización de un ceremonial para la firma del contrato no hace que el vinculo sea más fuerte que en un compromiso no suscrito, pero sí que realza la importancia que tiene para el sumiso el hecho de aceptar ser el esclavo de un Ama.

La simple observación del documento firmado hará que el esclavo sea más consciente de su nueva condición.

Todos  los contratos de esclavitud que poseo han sido redactados  teniendo en cuenta las limitaciones y particularidades  de cada esclavo.

Ejemplo de contrato de esclavitud redactado por mi eclavo L…

CONTRATO DE ESCLAVITUD A FAVOR DE MISTRESS NATALIE

 

Bilbao, a…

 

Yo, L… (en adelante el esclavo) declaro que libre y voluntariamente asumo la condición de esclavo de Mistress Natalie (en adelante la Propiedad) por un periodo mínimo de 3 meses, prorrogables de común acuerdo y según las siguientes condiciones.

 

CAPITULO I. CONDICIONES GENERALES

 

ARTICULO PRIMERO: El esclavo, expresa formalmente por este documento que pertenece por entero a su Ama, fuera de su horario laboral (lunes a viernes de 8 de la mañana a 8 de la tarde) estando siempre disponible incluido fines de semana.

ARTICULO SEGUNDO: Durante la duración del contrato, el esclavo pierde su identidad y voluntad no teniendo otra voluntad que la de la Propiedad, debiendo obedecer todas las instrucciones que se le ordenen, incluidas su comportamiento en público y privado, la vestimenta y el cuidado de si mismo. La única preocupación del esclavo será el máximo confort y placer de su Dueña.

ARTICULO TERCERO: Durante la duración del contrato, el esclavo podrá ser cedido, alquilado ó vendido a otras Amas, sin contar con su voluntad, siendo el único requisito para tal evento, que la nueva propiedad asuma las condiciones del actual contrato.

 

 

 

 

CAPITULO II. DEBERES DEL ESCLAVO

Para que las condiciones generales queden plasmadas en situaciones reales de la vida diaria los deberes del esclavo se concretan en:

ARTICULO PRIMERO: DISPONIBILIDAD DEL ESCLAVO

La Disponibilidad es completa en el horario ya mencionado

ARTICULO SEGUNDO: MANTENIMIENTO ECONOMICO

El esclavo contribuirá al mantenimiento económico de la cuadra con  una cantidad mensual a determinar por la Propiedad. Además, pagará todas las cenas, consumiciones, entradas a espectáculo.

En caso de viajes, el esclavo correrá con todos los gastos.

ARTICULO TERCERO: OBJETIVO DE LA ESCLAVITUD

El esclavo asume ceder su cuerpo totalmente con el único fin de procurar placer a su Ama, a la que pertenece en cuerpo y alma. Nada le pertenece.

Tomará el hábito de dar placer y asumirá la entrega, con total abandono de si mismo, sufriendo una progresiva despersonalización,no siendo más que un objeto o animal al servicio de su Ama.

Además de realizar el trabajo domestico y de criado cuando se le ordene, también acepta soportar el trato vejatorio y cualquier tipo de humillación privada o pública que su dueña le imponga, incluso hasta llegar a la realización de actos degradantes, si a Ella le apeteciese como son:

 

1-Ser exhibido semidesnudo o vestido provocadoramente, en lugares públicos donde no pueda ser fácilmente reconocido

2-Realizar sus necesidades delante de su Ama y terceras personas.

3-Ingerir alimentos tanto crudos como cocinados, pisoteados, ó incluso ya masticados, directamente del suelo, ó de los pies de su Ama.

4-Soportar la lluvia dorada y limpiar el ano o el coño de su Ama cuantas veces ella lo ordene.

 

Para conseguir tal grado de sumisión y degradación el esclavo acepta admitir y resistir cualquier tipo de castigo, en el aprendizaje de sus deberes, bien para corregir errores del esclavo o bien por el propio placer de la Propiedad incluyendo:

1-Flagelación de pecho, nalgas, espalda, parte interior de los muslos, planta de pies  y palma de manos.

2- Suspensión de cadena o soga por los pies ó brazos.
3-Permanecer enjaulado o inmovilizado el tiempo que su dueña crea conveniente mediante todo tipo de ataduras y bondage.

4-Tortura de pezones, pene y testículos mediante pinzas, anillas y pesos

5-Depilación genital completa y posterior rociado con alcohol o colonia.

6- Sodomización e introducción de objetos con brusquedad en ano.

7- Aplicación de cera líquida por todo el cuerpo

8- Privación sensorial (de vista, oído y habla) con capucha.

 

ARTICULO CUARTO: PRESENTACION Y ACTITUD DEL ESCLAVO

La presentación del esclavo será la siguiente

1-Permanecerá siempre con Ano y pubis, depilados

2-Portará cinturón de castidad y dilatadores en el ano, a criterio de la Propiedad , tanto en público como en privado.

3-En privado deberá estar completamente desnudo con collar de perro permanente, ambos pezones pinzados y unidos mediante una cadena , a cuatro patas y a los pies de su Dueña y con el culo en pompa

 

 

4-En público, debajo del cuello de la camisa, portará un pequeño y discreto collar de cuero, unido por una chapa metálica con la inscripción ¨Esclavo de Mistress Natalie¨ y vestirá, siempre con ropa elegante y marcas de primer nivel (elegidas por su AMA), perfectamente aseado y afeitado.

Por supuesto ningún tipo de ropa interior, pudiendo llevar sus pezones pinzados y unidos mediante una cadena (a criterio del AMA).

Exhibirá una permanente expresión de disponibilidad, sin un mal gesto y siempre accesible.

5-Queda expresamente prohibido al esclavo:

a)Hablar sin ser preguntado.

b)Contestar, cuando fuera preguntado, sin anteponer o posponer la palabra «Ama».

c)Quitar los ojos de su Ama pues debe estar atento y anticipar cualquier deseo de Ella.

d)Cruzar las piernas, sentarse en algún lugar o utilizar algún objeto sin el permiso de su ama.

 

A este respecto, para mantener la discreción y adecuar el comportamiento a las diferentes situaciones sociales, se establecen tres códigos de conducta, siendo la Propiedad la responsable de decidir en cada momento el código a seguir.

CODIGO VERDE: El esclavo saludara a su Ama, sujetando la mano que ella le ha ofrecido previamente la acercándola a 10 cm de su boca sin llegar a besarla, permanecerá siempre de pie (aunque el Ama esté sentada) y con los ojos dirigidos a ella. Siempre cargara con bolsas y todo tipo de pesos, le retirara la silla, cuando se siente y se levante, caminará unos 2 pasos detrás de Ella y por supuesto le abrirá todas las puertas antes de que Ella pase. El esclavo  NO puede tratar de tú al AMA y deberá evitar su nombre, intentará estar callado, evitando entrar en conversaciones con los demás y con la propia Señora.

Este código esta diseñado para situaciones en público, en que se coincida con conocidos del AMA ó del esclavo.

CODIGO ROJO: El esclavo saludara a su Ama, besando la mano que ella le ha ofrecido, permanecerá siempre de pie (aunque el Ama esté sentada) y con los ojos dirigidos a ella. Siempre cargara con bolsas y todo tipo de pesos, le retirara la silla, cuando se siente y se levante, caminará unos 2 pasos detrás de Ella y por supuesto le abrirá todas las puertas antes de que Ella pase, siempre le tratará al AMA de usted y se dirigirá a Ella,  preferiblemente como Señora. No hablará salvo que se le pregunte y siempre mirando y atento a su Ama, salvo que ella le ordene dirigir la mirada al suelo. El Ama puede tratarle a su criterio de forma humillante con comentarios que considere pertinentes y actitudes altivas. Si entrasen en una zapatería, el esclavo sería el encargado de probarle el calzado.

Este código esta ideado para actuar en publico restaurantes, cines o haciendo ¨shopping¨.

CODIGO NEGRO: Relación BDSM. El esclavo Saludara a su ama besando con devoción sus pies o zapatos, asumiendo que este acto es uno de los placeres que mas le apasionan. Tratará al AMA, como tal, siempre  estará desnudo, y de rodillas, bien a cuatro patas, bien de rodillas erguido, solo hablará cuando se le pregunte y si tiene necesidad de comunicarse, pedirá permiso para hablar frotando su cara contra los pies del Ama. Portará un collar de perro del que colgara una cadena, además de muñequeras y tobilleras para facilitar su inmovilización en cualquier momento y lugar.

Este código se practicará siempre, que estén solos en casa, en sesiones de exhibición y cuando asistan a algún evento BDSM.

 

 

CAPITULO III: DEBERES DE LA PROPIEDAD

 

La propiedad se compromete a cuidar por la vida y salud de su esclavo igual que cuida por el mantenimiento de otros bienes que posee. Así mismo se compromete a respetar y hacer respetar a otras AMAS las únicas actividades excluidas que son:

-RELACIONES HOMOSEXUALES

-JUEGOS CON AGUJAS, SANGRE ETC.

A partir de aquí, NO TIENE NINGUNA OBLIGACION CON EL ESCLAVO PUDIENDO USARLO O IGNORARLO SEGÚN SU CRITERIO. Nada, absolutamente, nada, estará prohibido la propietaria, que podrá escupir, orinar y defecar sobre el esclavo, gobernarlo a golpes y patadas e insultarlo y vejarlo privadamente sin limitación alguna, sometiéndolo a toda clase de humillaciones y castigos

 

 

 

CAPITULO CUARTO: DE LA VENTA DEL ESCLAVO

 

Tal y como ha sido especificado en el articulo tercero del capitulo primero, el esclavo podrá ser cedido, alquilado ó vendido o compartido con cualquier persona. En este caso el siervo o esclavo deberá consentir que se le ceda, entregue o comparta con cualquier dama, sin distinción de raza o ideología, y recibir sus insultos, burlas, golpes, castigos y vejaciones con las mismas facultades y limitaciones que se reseñan en este documento.

En dicho caso, el esclavo únicamente podrá exigir a su AMA que se le ciña una máscara que cubra su fisonomía con el fin de ocultar su identidad, en caso de que la entrega supusiese un riesgo de ser reconocido, evitando de esta forma posibles indiscreciones.

 

 

CAPITULO V. PROLONGACION DEL CONTRATO

 

Transcurrido el periodo de instrucción (3 meses) si se desease prorrogar el presente contrato de sumisión y propiedad, se redactaría un nuevo documento, pudiendo variar sus condiciones, sin alterar los acuerdos fijados en el presente documento salvo decisión de la Propiedad.

En caso de que se prorrogara este contrato, debe entenderse que el mismo pasa a un mayor estado de la situación de esclavitud, lo que conllevará las siguientes condiciones:

1-La Propiedad impondrá un nuevo nombre al esclavo, único con el que será llamado y con el que deberá responder a partir de ese momento, perdiendo su identidad anterior

 

2-Se practicará el marcado del siervo, donde su Ama desee, preferentemente en la zona del pubis o entre los muslos, con una pequeña señal que facilite su identificación y le recuerde en todo momento su entrega. Dicha marca o señal no superará en ningún caso las dimensiones estrictamente necesarias y se aplicará mediante tatuaje o mediante la impresión directa de un hierro al rojo, en la parte elegida del cuerpo del esclavo, al que previamente se habrá inmovilizado.

El marcado simboliza para  la Propiedad, la facultad de vender los derechos sobre su siervo a cualquier persona, la cual se subrogará  los mismos, con total independencia de la voluntad del esclavo, quien deberá aceptar, ineludiblemente, tal transmisión, entregándose con presteza y sumisión a su nueva propietaria, que deberá aceptar todas las condiciones de este contrato respecto al trato del esclavo.

3-Finalmente y en este nivel de sumisión, el esclavo, aumentará su aportación y su disponibilidad a la Propiedad, (a criterio de Esta) para que esta pueda vivir según las condiciones que Ella merece y desea.

 

ANEXO I

Esclavo y Propiedad se comprometen mutuamente a guardar la máxima discreción sobre sus relaciones, a no inmiscuirse en sus respectivas vidas privadas y a respetar escrupulosamente los horarios convenidos.

 

En prueba de conformidad, Ama y esclavo firman y suscriben el presente documento, por medio del cual el esclavo reconoce que pertenece enteramente a su ama y esta última le acepta como siervo y esclavo.

 

 

Firma de Mistress Natalie                            Firma del esclavo.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies