El tamaño si me importa…

On 4 enero, 2011

Ayer, mientras me hacia la pedicura, pensaba en los posibles estímulos de algunos diseñadores de zapatos y en sus posibles “extrañas”aficiones (lo de algunos es perversión, sin duda), que les mueve e inspira en la creación de  diseños imponibles para la mayoría de las mujeres.

12,14,16 centímetros de tacón, tacones vertiginosos, formas que evocan falos, estacas, puñales…

Zapatos en los que la mayoría no puede subirse, ya no digamos caminar.

Hay zapatos que no han sido diseñados, simplemente, para dar pasos; han sido concebidos para seducir, para enaltecer tanto el cuerpo como el espíritu de quien los usa.

Quien se atreve a llevarlos, y es capaz de dominarlos, debe de tener una motivación que se sobrepone a la simple intención de agradar, porque sabe con certeza que con ellos consigue perturbar la mente de quien los ve.

Disfruto con la inmediata y clara agitación que observo a diario: ojos que se clavan en mis zapatos sin disimulo posible, miradas llenas de admiración y deseo, ojos que al cruzarse con los míos cambian su gesto por uno de culpabilidad y sumisión… Una carga de adrenalina para mi.

Menos mal que no podéis ni imaginar la cantidad de cosas  que puedo hacer con esos mismos tacones. O, tal vez, sí lo sabes…

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies