John Sutcliffe y su AtomAge

On 31 octubre, 2010

Poco o nada se ha oído hablar de él y de su AtomAge. Pero John Sutcliffe ha sido una de esas escasas extrañas personas que, desde el anonimato y sin pretenderlo, afectó a la vida de los demás, influyendo incluso en sus tendencias eróticas.  Es muy probable que muchas de las practicas que hoy consideramos “normales” en el BDSM no existirían sin él.

[slideshow]

Sutcliffe, ingles de Hampstead, estuvo dotado de una gran creatividad natural, unida a una más que problemática debilidad por las mujeres y las motos. Aficiones que le llevaron al divorcio y a ser considerado como enfermo mental.

Cuando deja el hogar conyugal, lo hace tan solo con una maleta y una cámara fotográfica. Se dedica con notable éxito a realizar reportajes de bodas y en poco tiempo logra comprarse una moto… siempre las motos, una de sus dos grandes pasiones.

La leyenda dice que una noche, mientras John Sutcliffer llevaba a una bella joven en su moto, una inclemente lluvia arruinaría la velada y la joven termino completamente empapada.
En ese momento decide que para el próximo paseo estará preparado con un traje impermeable para la joven, pero en 1950 esa ropa aun no existía en modelo femenino.
El no se da por vencido y nuestro inventor, usando pieles y la maquina de coser de la propietaria de la pensión donde duerme, se las ingenia para, en poco tiempo, crear un traje para ella hecho por el.

El traje que prepara tiene numerosos corchetes para cerrarlo, anchos cinturones y una apariencia sofisticada y muy sexy. Su pasajera lo encuentra irresistible. Y sus amigas también. Pronto le llueven encargos de trajes similares.

En 1957 crea AtomAge. Una empresa que se dedicará a la “artesanía de los impermeables de moto para mujeres” como rezaba en la puerta de su taller.

Estamos en la era espacial y Sutcliffe conoce el vinilo y sus propiedades. Modifica los patrones e inicia una nueva linea de productos con este material. Los pedidos le llegan de todas partes. Su reputación crece. Y decide cambiarse a Londres, a la zona de Covent Garden. Son los años 60 y Londres palpita de creatividad y ganas de novedad. Su nuevo hangar es mucho más grande, pero en Londres la gente tiene la posibilidad de conocer sus productos de primera mano. Los pedidos aumentan de forma exponencial. Pronto tendra encargos de ropa para representaciones teatrales, cine y televisión. Si alguien necesitaba ropa de piel para una representación o una serie, AtomAge era la única que podía realizarlo.

Todo indicaba que John se convertiría en un famoso diseñador de ropa. Pero no fue así. El no era un gran hombre de negocios. Y nunca seria capaz de ver las posibilidades económicas de sus creaciones, ni fue capaz de aprovechar su talento. Su mundo eran las motos y las mujeres.

En una ocasión conoce a una mujer en moto, vestida con indumentaria masculina de los pies a la cabeza. Le pregunta si le gustaría usar ropa más femenina… La mujer era Marianne Faithfull, la conocida cantante y descendiente de Sacher-Masoch y para ella creará ropa femenina de piel. Si el abuelo Masoch la hubiese visto…  estaría orgulloso.
Era el inicio de los años del Swinging y la revolución cultural en Carnaby St. todo era trepidante. La amiga de Faithfull, Mary Quant diseña la minifalda, pero también las botas hasta la rodilla, los anchos cinturones, la ropa llena de remaches… Sutcliffe tuvo una enorme influencia en esos años de creatividad londinense. Pero una vez mas queda patente su incapacidad para los negocios.

Antes de la aparición de John, la idea de imaginar una mujer vestida de piel por Carnaby St era cuanto menos chocante. Claramente Sutcliffe fue una de las personas mas influyentes en la moda de ese periodo mágico ingles.

Al menos, su amigo Robert Henley tenía una visión un poco más clara del potencial de Sutcliffe.

Henley en 1972 le convence a crear una revista que se llamara AtomAge, de formato pequeño, A5, en blanco y negro y con algunas páginas a color. En ella se presentarán las últimas creaciones de John, junto con cupones para el pedido por correo, textos de Henley y su mujer y alguna otra contribución. La revista se distribuía por correo, la tirada era mínima y la producción de futuros números una incógnita.

La revista AtomAge empieza a distribuirse con notable éxito Y a la vez Sutcliffe crea métodos innovadores de fabricación con maquinas mas modernas. Crea una aguja que permite unir y coser el vinilo como nunca antes. Descubre la forma de fusionar diferentes cortes de látex, creando una pieza única e indisoluble. Esta tecnología permite a AtomAge aumentar la producción de vinilo y ropa de goma.

Pronto la pequeña revista estará llena de imágenes de mazmorras con complejas escenas de trajes de goma y el uso de mascaras. El simple amor por la piel, desemboca en el fetichismo.

Las fotos enviadas por lectores son publicadas y la revista desarrolla un sistema para establecer contacto entre éstos, pero manteniendo el anonimato. En el numero 13, publicado en 1976, aparece un suplemento dedicado a la emergente escena del Bondage.

En ese periodo  aparecen unos  jovencísimos John Samson y Mike Wallington, en la vida de Sutcliffe. Han realizado un documental sobre el mundo clandestino de los tatuajes y buscan una idea para otro documental sobre algún aspecto cultural también minoritario.
Wallington había visto una creación de AtomAge en un libro de Allen Jones, se trataba de un reluciente vestido de piel, con la espalda descubierta realizado para una escena del club Korova Milkbar en la película de Stanley Kubrick “La naranja mecánica”.

Wallington y Samson piden cita con Sutcliffe. La consiguen para el día siguiente.

Cuando se presentan en la dirección indicada, el shock para ambos seria considerable. Cuando se abre la puerta no hay nadie a recibirles. Ante ellos un santuario enorme, paredes hasta el techo de vinilo rojo, una mesa baja, algo parecido a una silla ginecológica, un saco parecido a la extremidad de una sirena. Conocer a Sutcliffe sería algo muy real. Aquel tipo no solo era el editor, escritor y fotógrafo de una revista algo alucinante, el suspense, como aprenderían, es parte fundamental en la escena fetichista…
Cuando Sutcliffe aparece, lo hace como un caballero, como un conjurado dentro un circulo mágico, como un chaman…

Hablan de nuevas posibilidades sexuales, de materiales, de sensaciones. La película esta en marcha…. Es un universo inexplorado.

Como diría la revista For Pleasure: “Sin Sutcliffe nada de esto habría sucedido” Estamos en 1975. Todos en la escena son sus deudores. Todos sabían que era la fuente de la que bebían.

El trabajo de Samson/Wallington es un extraordinario documental sobre  Sutcliffe, la revista y su mundo. Se llamara “Dressing for Pleasure”. En el que también aparece Malcon McLaren (ex productor de Los Sex Pixtols y los New York Dolls y ex pareja de la diseñadora Vivian Westwood, creadora del look punk) hablando de la goma, en la tienda SEX de King Road.
Todo es presentado con tal seriedad y  formalidad que parece increíble que sea una cultura underground. Hay escenas de fetichismo que nunca habían sido documentadas antes con entrevistas serias, turbadores escenarios y objetos increíbles. Una película extraordinaria. Hay otra escena, en la que Samson entrevista a Sutcliffe y éste fuma y bebe whisky vestido con una sus creaciones en vinilo.
Pero la película fue inmediatamente prohibida y fue muy pocas veces mostrada en público.

Sutcliffe continuó publicando AtomAge, y entre 1972 y 1980 salieron 32 números. Los últimos veinte con el sistema de contactos.
La tirada de la revista continuó creciendo y lanza sucesivamente nuevas cabeceras con AtomAge International, AtomAge en tamaño A4, AtomAge Rubberist. En este periodo es cuando da lo mejor de si mismo.

Después publica “la Historia de Gerda” una controvertida historia de fetichismo y bondage. Desgraciadamente, un lector ofendido por la obra, envía una copia a la policía, que inmediatamente decide entrar en los estudios de AtomAge, llevándose las copias de la revista y todo el material de todo tipo que es posible.

Es condenado a 1.000 libras esterlinas de la época. No pudiendo hacer frente a la multa debe cerrar su empresa. AtomAge desaparece.

Amigos y seguidores se organizan para ayudarle y otra vez en los siguientes años AtomAge se pone en marcha. Se traslada a nuevas oficinas en Park Royal, al norte de Londres, pero el negocio nunca se recuperara por completo.

John Sutcliffe muere en su despacho mientras trabaja en septiembre 1987. A su funeral en Mortlake asistieron todos vestidos de piel y goma.

El negocio de AtomAge fue vendido a otra empresa que se mantuvo a la sombra de su antiguo propietario.
En realidad la vida de Sutcliffe siempre se mantuvo en muchos aspectos en la sombra.

Afortunadamente la imagen de AtomAge se volverá a comercializar y en octubre ha salido a la venta un libro, “Dressing for Pleasure” Espero que con ese libro y este articulo que encontré por casualidad en la revista de tendencias de moda Dazed & Confused, más gente conozca a John Sutcliffe. Tendría que haber sido un diseñador exitoso y no lo fue, pero por lo menos con sus innovadoras ideas y creatividad consiguió influir en las carreras de grandes y reconocidos  diseñadores y artistas.
Mikel Wallington que ha colaborado en el  libro Dressing for Pleasure  dice que Sutcliffe era un soñador para el que nada era imposible. Es realmente cierto que ver sus obras y diseños te demuestra su importancia y el impacto que ha tenido.

John Sutcliffe descubrió y vistió nuestras aficiones y fantasías, gracias a él nuestro mundo ya no fue el mismo.

LINKS:

Video con imagenes del libro “Dreassing for Pleasure”
FUEL, editora del libro
Todas las primeras paginas de AtomAge
Unos minutos de la pelicula
Detalles de la pelicula
Un articulo de Tim Woodward, CEO y propietario de SkinTwo
Otros medios que presentan el libro: Trunk Records y Wallpaper
Algunos datos sobre Sutcliffe en un articulo de “The Guardian”

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies