Viaje a la Entrega y la Sumisión – Segunda Semana

SEGUNDA SEMANA

Echa el ancla desnudo, apenas vestís las medias de pura seda, he sentido dentro de mi un gran vacío.  La otra vez que me vestí de mujer por Usted fue por mi voluntad: una mañana, en lleno estado de excitación sexual, decidí de humillarme así. Pero ahora fue diferente, estaba haciendo una cosa fuertemente degradante por mi psique porque me lo impuso otra persona. Fui disfrazado segundo Sus indicaciones;  ciertamente, de una parte, la cosa fue excitante y la dureza de mis penas enseñó esta sensación pero al mismo tiempo me sentí realmente un hombre-objeto. Quizás tampoco más un hombre. Totalmente privado de mi masculinidad. Un travestí. Una sensación desarmante de inferioridad, de humillación, de nulidad.

Los primeros 2 días me soy masturbado a ojos cerrados, preferí no verme..pero así haciendo me he dado cuenta que encontré perversamente agradable el contacto de la piel de mis piernas con la seda de las medias. Quizás aquellas prendas íntimas no estuvieron tan equivocados para mi cuerpo. Si la Mujer que adoro decidió que tuve que ser vestido así, quizás tenga razón Usted, aquél tuvo que ser mi verdadera naturaleza. El ejercicio de masturbación que fui obligado a ejecutar pero agrandó con exceso el único elemento masculino que me quedó en mí, el pene. Día tras día mientras me masturbé, me sentí cada vez menos hombre es más mujer..más bien…visto lo que estaba haciendo, me sentí cada vez más puta. Su puta.

Usted se ha empeñado con sus publicaciones. No conozco si lo ha hecho acecha o menos pero me gusta pensar de sí. Su publicación “Dominacion Femenina” ha sido publicado justo la tarde antes de mi primera eyaculación de travestí. Éste ha sido el golpe final a mi masculinidad. Empujado por las sensaciones femeninas que estaban adueñándose de mi, empujado por aquel contacto con las medias de seda, empujado por aquellas imágenes dónde Usted, guapísima, viste aquella fina lencería estupenda y aquella barra de labios roja apagada que la hace letal;  he decidido venir tocando mis penas como si fuera un clítoris, haciéndolo delante de un espejo mientras me miré y vi cuanto me convertí en cerda por Usted. La sensación ha sido aún más fuerte cuando me he echado a lamer donde ensucié.

Los otros días de la semana han sido una continua obra de devoción a las fotos que componen Su publicación “Dominacion Femenina”, uno de los mejores de siempre. Indudablemente la más justa por mí en este momento. He alternado momentos de gran excitación por mi condición de Su puta, no solo una puta, ma SU PUTA. Una mañana, mientras me preparé para ir al trabajo he visto una prensa de esta foto sobre mi escritorio, la usé antes la tarde para llevarme cerca del orgasmo, vestido por mujer, negándomelo.

La visión de aquella foto me ha hecho pensar en todo las 10 fotos de aquella publicación, un más estupenda que la otra y así he decidido vestir las medias, los eslip y el liguero por todo el día de modo, aquel día, de no parar nunca de saber quién soy realmente:  un ser femenino, Su puta. He pasado atrás el día con el pene corrido, entre los muslos para anular el más posible mi masculinidad y la tarde de aquel día (29.09.2011), ha eyaculado de disfrazado por la segunda vez mientras me froté sobre de un espejo a pared, moviéndome como a una cerda y lamiendo lo reflejo mismo. Tengo aquella imagen de mí obsesión en cabeza;  qué vergüenza verme contonearse así.. pero qué placer sentirme así mujer y cerda por Natalie, mi única razón de vida.

He aquí, en los últimos 3 días de ejercicio la atención aún más se ha desplazado sobre de Usted. Me he masturbado más impetuosamente de lo usual. Su cuerpo y el deseo por Usted son aumentados exponencialmente en el ánimo femenino que me nació apenas en mí. El pensamiento de Usted con aquel par de medias (que piernas..)  en aquellas fotos y el deseo de ser sodomizada, violada y usada por Usted por Su placer me han hecho volverse loco del deseo excitando sobremanera mi pussy.

Una tarde me he metido como el esclavo en esta foto

 

Con el culo hacia arriba y las piernas abiertas, mientras mis penas pulsó del deseo, en la absurda esperanza que Usted compareciera a mis hombros con encima aquellos medias, aquella lencería y aquella sádica barra de labios oscura y me desfondara sin piedad hundiendo en mi carne con aquel tacón dildo.

Lo digo sinceramente, me crea, anoche,01.10.2011 mientras me masturbé he pensado, que, para una Mujer como Usted, si la vida me lo permitiera y Usted me lo preguntara, podría llegar después de un largo y, pienso, difícil recorrido a ser dispuesto a hacerme obrar y cambiar sexo.. Lo sé, son pensamientos locos, pero también sólo el hecho que por un momento yo ladro pensado en serio a este me ha impresionado fuertemente y está haciéndome reflejar sobre cuando yo haya quedado golpeado por Usted, de Su cuerpo, Pero también, y sobre todo, de su mente Y, por lo tanto, de Su alma.

Gracias Natalie, mi propietaria.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies