Popper

On 2 Febrero, 2014

Mistress Natalie Algunas de las practicas que realizo durante mis sesiones las he aprendido de los gays.

La comunidad gay ha sido desde siempre una gran innovadora e impulsora de buena parte de las actividades que hoy se han extendido y forman parte de la subcultura kinky.

Ahora mismo, siguen siendo ellos, los gays, los que en materia de juguetes y productos para el BDSM aportan los de mejor calidad y óptimos resultados.

Hace mucho tiempo que me acerqué al BDSM gay en busca de nuevas perversiones para someter a mis criaturas y, desde entonces, no dejo de visitar sus alucinantes tiendas, que nunca defraudan, pues siempre están repletas de objetos cada cual más maquiavelico, retorcido y sofisticado y, sin embargo, seguros e inocuos.

Si, claramente, me apasiona el modo en el que los gays experimentan el placer. Ellos son realmente perversos, pero también muy cuidadosos, exigentes y comprometidos con la calidad.

Aunque debo de reconocer que algunos esclavos profesionales de la medicina van aportando sus conocimientos a mi causa, los mayores expertos que me he encontrado en lo concerniente a la penetración anal extrema, fisting, dilataciones y penetraciones uretrales, CBT, etc… son los gays. Obvio ¿no?

Cada vez que tengo la oportunidad, pregunto a mis amigos o proveedores gays sobre el uso que hacen de cada objeto nuevo, o los productos que utilizan en cada práctica y, creerme, no son pocos, pues en cada situación y para cada perversión hay un producto que la hace más fácil o retorcida. Y es que no hay nada mejor que crear desde la propia necesidad, Ellos así lo hacen, y los resultados son siempre excitantes.

El conocimiento que nos transmite el mundo gay es valioso, pero debemos ser prudentes y responsables a la hora de poner en practica ciertas actividades. Nuestra responsabilidad pasa por negarnos a realizar aquellas practicas que no controlamos, por más atractivas y seductoras que nos resulten.

Ya sabemos que el el BDSM es como un deporte extremo, que debe ser practicado bajo condiciones de total seguridad. Por esa razón cualquier practicante de BDSM puede dar y obtener cierto placer con el sexo convencional, pero nunca un “vainilla” podría disfrutar del placer que otorgan las autenticas practicas del BDSM. Y es que para practicar el BDSM son necesarias, ademas de una tendencia, buenas condiciones psíquicas y físicas, conocimientos y, sobre todo, un nivel muy alto de confianza por parte del botom hacia su top, confianza que debe ser fundada.

Teniendo muy presente la premisa del BDSM: SSC (Seguro, Sensato, Consensuado) o Rack ( Riesgo asumido y consensuado para prácticas de sexualidad Kink, alternativa o no convencional) hoy quiero abordar el tema popper, ya que su uso se ha extendido en los últimos años de la comunidad gay hacia el BDSM y es cada vez más frecuente en las practicas de D/S y sadomasoquistas. Se trata de un tema muy delicado y serio.

La desinformación e ignorancia en este tema, es realmente peligrosa, y aunque se trata de una sustancia prohibida en España, no es difícil de adquirir a través de internet o directamente en países en los que la venta esta autorizada (prácticamente en el resto de Europa y USA)

Pero los graves riesgos que conlleva el uso incorrecto o indebido del popper para la salud, son reales y van desde cefaleas hasta la muerte, pasando por náuseas, vómitos, taquicardias, hipertensión, debilidad muscular, colapso cardiovascular por vasoespasmo coronario y coma severo.
Aunque si bien es cierto que un estudio realizado por consejeros del gobierno británico y basado en pruebas científicas de los daños causados tanto en el individuo como en la sociedad sitúa al popper entre las substancias menos dañinas en comparación con las demás drogas recreativas.

Uno de los mayores peligros del popper es la combinación con otras drogas, puesto que interactúa con otros vasodilatadores cómo el sildenafil o Viagra, usado, como todos sabemos, para combatir la disfunción eréctil u otras substancias como la nifedipina, amlodipina, felodipina o nicardipina, usadas para la hipertensión arterial. Sus efectos se suman, corriendo un grave peligro de muerte por ataque al corazón.

El Popper se toma por inhalación y está compuesto por nitritos de alquilo principalmente, nitrito de isopropilo, 2-propil nitrito y el nitrito de isobutilo, además del nitrito de amilo y el nitrito de butilo.

El nitrito de amilo se ha usado médicamente como vasodilatador y antídoto de la intoxicación cianhídrica. Y es el efecto vasodilatador lo que ha hecho que el popper sea tan atractivo en un principio para los gays y últimamente para los kinkies.

La inhalación de nitritos relaja los músculos lisos que rodean los vasos sanguíneos y, al relajarse, provocan la dilatación de estos vasos, bajan la presión arterial y aumentan el ritmo cardiaco, esto produce una sensación de calor y de euforia, que dura generalmente un par de minutos.

Son músculos de fibra lisa el esfínter del ano y la vagina, de ahí el uso de popper durante el acto sexual para facilitar la penetración. Además incrementa la excitación y las sensaciones producidas durante la relación sexual. Aunque hay testimonios de que tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar placer por el consumo de popper, cómo ocurre con cualquier substancia, las sensaciones producidas no son del mismo nivel o placenteras para todas las personas.

La sensación normal al inhalar popper es sentirse mareado, extraño y atontado. Sientes mucho calor por todas partes y sobre todo en la cara, de hecho puede ser que incluso te ruborices. La otra cosa que tu notarás y es por lo que realmente se consume, es que desearás que todos y cada uno de tus orificios sean llenados (ser follado).
Me has pillado…eso es una cosa que me puede resultar muy interesante: verte y sentirte tan puta, tan vulnerables y cachonda.

Los efectos secundarios más corrientes son los dolores de cabeza y los mareos. El popper también puede causar dificultades temporales de erección. Vale esto también puede ser divertido: tu preciado miembro anulado y sin embargo tremendamente excitado.

Recuerda, los efectos del popper se producen muy rápido y su duración es muy breve. Esa sensación de euforia ocasionada por la bajada de la presión arterial y el aumento del ritmo cardiaco, unida a la relajación de los músculos que rodean los vasos sanguíneos, produciendo la dilatación anal y vaginal, dura tan solo un par de minutos. Así es: solo un par de minutos. No, necio, el popper no sirve para “colocarse”

Se puede comprar popper de forma licita en aquellos países donde la venta es legal y siempre en sitios autorizados que generalmente son tiendas gays de juguetes para adultos, esas tiendas siempre tienen los mejores poppers y pueden aconsejarte uno u otro según el efecto que quieras conseguir. La mayoría de los gays y ahora muchos kikies, tienen su propia preferencia en marcas de poder. Rush y Jungle Juice son probablemente los más conocidos.

Seguramente ya conocías  todo sobre el popper y  sabes desde hace mucho tiempo que tanto el abuso como el uso inadecuado de dicha substancia puede ser muy peligroso. Pero nunca se sabe ;.) y no está de más un pequeño recordatorio.

En cualquier caso, no traigas tu popper a nuestras sesiones ni pidas que lo use contigo, No me gusta correr riesgos innecesarios. Ya lo sabes.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies