Electroestimulación e-stim

On 11 Septiembre, 2014

Soy una apasionada de la electroestimulación ( e-stim ) por la sofisticada perversión de la técnica.

Hace mucho tiempo que la utilizo, tanto para torturar los genitales de mis sumisos y masoquistas, como para controlar e inducir sus erecciones, incidir en sus orgasmos y provocar o detener sus emisiones.

A pesar de que todas las recomendaciones para el uso de la electroestimulación suenan muy serias y en realidad lo son, siempre que se tomen todas las precauciones y se tengan en cuenta las limitaciones y condiciones para la máxima seguridad de los sumisos, la electroestimulación es una experiencia infinitamente placentera. Mis sumisos definen esa experiencia como un placer extraño, incontrolable e indescriptible.

Puedo hacer que la electroestimulación sea tu única forma de alivio y puedo usarla incluso mientras te mantengo encerrado en un cinturón de castidad.

Sólo debo introducir un fino electrodo con forma de catéter a lo largo de tu uretra, poner una argolla especifica en tu polla, otra en tus testículos, e introducir un pequeño dildo en tu ano.

Una vez que los electrodos se encuentran bien instalados, tomo el control absoluto de tu sexualidad.

No hay forma posible de que evites o provoques cualquier reacción en tus genitales.

Me divierte ver cómo los músculos afectados por los electrodos se contraen mientras mi víctima observa desconcertada o realiza vanos esfuerzos por recuperar el control de su miembro.

Es normal que luche. De cualquier modo él se dará cuenta de lo inútil y cansado que resulta su esfuerzo. La intensidad y frecuencia correcta, el tiempo necesario y la lucha habrá cesado.

Cuanto más tarde en reconocer su fracaso más exhausto acabará.

Normalmente el abandono sobreviene cuando evidencia que, aun en ausencia o en contra de su voluntad, su miembro experimenta una continua y abundante emisión.

Algunas  veces debo llevar los botones que controlan la intensidad de las descargas a las potencias y frecuencias más altas. Ese simple acto no es en absoluto agradable, sus gestos de dolor intenso así me lo indican. Pero se trata de una medida necesaria para recordarles quien tiene el control.

Ellos sienten las pulsaciones de la electroestimulación, no la corriente eléctrica. Intuyo que dichas pulsaciones les producen gran desconcierto puesto que comprueban la facilidad con que controlo sus músculos eyaculatorios sin involucrar en ese proceso sus debilitados cerebros.

No hay nada que puedas hacer.

Una vez que la emisión de líquido se inicie, continuará hasta que decida apagar el aparato de electroestimulación o estés  completamente seco, lo que sea que ocurra antes.

Si  decido continuar con la estimulación cuando tu miembro se encuentra vacío, los músculos seguirán activos, pero al no expulsar liquido, te sentirás incomodo y muy frustrado. Para ese momento ya te habrás dado cuenta de que resistirse no es una buena idea.

Te aseguro que, por más intentos que realices, no es posible que llegues a imaginar los sentimientos de frustración y excitación que experimentarás con la electroestimulación y es que no hay otra práctica con la que la puedas compararla.

Prueba a imaginar la situación: inmovilizado, expuesto, indefenso con los electrodos puestos y haciendo su trabajo, tu miembro goteando sin que puedas controlarlo…

¿Acaso puedes suponer lo que se siente al perder completamente el control de tu sexualidad?

¿Cuánto tiempo crees que puedes soportar en ese estado?

¿En cuánto tiempo crees que puedo conseguir vaciar tus tuberías?

Es inútil, no puedes ni acercarte a la realidad.

Simplemente te conviertes en una marioneta en mis manos.

Tu miembro sólo es un objeto que ya no necesita de ti.

Y si pierdes el control de tu preciado falo, ¿que te queda?.

Adoro conseguir el abandono y la entrega total de tu voluntad a mi perversión.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies