Control del orgasmo.

On 6 Enero, 2017

Con el control del orgasmo consigo llevar y mantener a mis esclavos en un alto nivel de excitación, aunque no es a lo que mis machos están acostumbrados.

A ellos le encanta controlar, demostrar que a través del dolor y la humillación también pueden conseguir el placer.

No niego que me divierten sus demostraciones de fuerza, de autocontrol, pero cuando han conseguido superar sus limites les demuestro que aun hay algo que no pueden controlar y yo si puedo hacerlo.

Les llevo al borde y consigo que permanezcan en ese estado por largos periodos de tiempo.

La restricción física es absolutamente necesaria para la práctica del edging, practica que realizo frecuentemente para someter a mis esclavos machos.

Me excita ordeñar sus próstatas, controlar sus mentes desde sus débiles pollas, eso es realmente lo que me interesa…

Es tan fácil llevarles al máximo placer, pero en cuanto intentan  controlar, se los retiro.

No les permito recuperar el placer, hasta que comprenden que no está en sus manos controlarlo y no les queda otro remedio que abandonar sus mentes y sus cuerpos a mis experimentos.

Les someto a altas dosis de dolor mezclado con placer. Les confundo, hasta que empiezan a desear el dolor y rechazan el placer, porque el dolor les conduce al placer y al revés. Esa confusión les agota y les hace vulnerables, les convierte en meros objetos en mis manos.

El siguiente paso es aun mas divertido: hacer que liberen toda esa excitación de forma paulatina. No es fácil, ellos tienen prisa por eyacular, desean explotar, no pueden controlar ese impulso de forma voluntaria… y una vez más les doy una nueva lección.

Ordeño sus próstatas y les permito pequeñas descargas de esperma, a veces con la ayuda de la electroestimulación, en esos momentos mi voz funciona como detonante, sólo siguiendo mis indicaciones, mis expresas órdenes, consiguen vaciar sus conductos.

Al final de la sesión ellos tienen la sensación de haber gozado tanto, pero al mismo tiempo están dispuestos a continuar. Están exhaustos, pero continúan excitados y muy sumisos.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies